jueves, 24 de septiembre de 2009

I don't know you... but I want you



El buen sexo, intenso, morboso, incluso acelerado, es extremadamente placentero.

Si además va acompañado de misterio, te come por dentro.

Una cita a ciegas con un posible amante, precedida de toda esa liturgia de mensajes, de palabras que van haciendo crecer el deseo, cocinándolo a fuego lento, ese juego de buscarse, encontrarse, desaparecer.
Sentirte deseada, sentir la urgencia en el otro, que declare su fascinación por ti sin siquiera haberte probado, solo intuyéndote. Es capaz de encender la llama de la pasión fácilmente.

Búscame, planifícame un día de placer compartido en un lugar delicioso, una suite con hidromasaje y jardín privado.

Esperar a que llegue el momento, que tiemble solo de imaginarlo, que la impaciencia nos desborde y luego disfrutarlo lento, lento.

La única consigna desde el principio fue: quiero una venda negra en tus ojos y que me dejes amarte, sentir tu piel y tu carne vibrando junto a la mía, y descubrir además la mujer que llevas dentro, en todos los sentidos.

Si llevaré la venda en los ojos, dejaré que mis otros sentidos me lleven a ti, dejaré que me rompas a pedazos de puro placer, olvidaré quien soy para convertirme en piel, únicamente sentir, gozar, dejarme llevar por tus besos en todos mis rincones, regalarnos caricias, morir de gusto.
Cuídame tanto que no me quiera marchar.

Te esperaré con un vestido súper sexy de color negro, altos tacones, unas medias hasta medio muslo y la venda, mi sexo húmedo esperándote.

Hay fantasías que alguna vez deben llevarse a cabo.
Ha llegado el momento.

You dont know me,
but you will…

Nikita

16 comentarios:

Gerard dijo...

Mmm...tienes el don de convertir las palabras en puro placer y si además te imaginas la escena consigues que nuestra mente vuele junto a tu cuerpo.

Un besito!

Paris dijo...

Siempre hay un momento y alguien que se atreva a llevarnos por un mundo lleno de fantasías, sexo y amor, solo es cosa de encontrarse; que estés de lo mejor.

Encantado de leerte, un beso

Dr.Mikel dijo...

Normalmente lo excitante, lo motivante, lo que realmente nos eleva el stress y la adrenalina son las fantasias y la imaginacion desbordada de esos prolegomenos de incertidumbre ante lo desconocido. Habitualmente la culminación del momento como hayas puesto demasiadas expectativas en el, es lo que más puede llegar a frustrar.

Juan C. dijo...

Ainssss!!!!
Si realmente te ofreces voluntaria dime donde te espero e ire con los ojos cerrados...
(gracias por tu comentario en el blog)
Hija mia...tu cada dia te superas mas...no se de donde sacar esa cosa que hace que cada vez que te lea aumente las ganas de tenerte entre mis piernas!!!!

Anónimo dijo...

I don't know you, but I desire to do it...

Sueño con convertir en realidad esa fantasía, hacer carne la imaginación, el deseo y la curiosidad que me desvelan... desvestir lentamente a esa mujer con una venda en los ojos, deleitarme en su belleza, su excitación, su curiosidad, su falta de defensas... Suplir su falta de visión con el tacto, con el gusto, con todos los sentidos a flor de piel... Susurrarle mi deseo al oído, llenar su piel desnuda con un vestido de besos y caricias, orientarla para que descubra mi cuerpo lleno de deseo, notar su excitación crecer entre mis brazos, llenarla de mi calor y de mi fuerza, lentamente, muy lentamente, y con creciente pasión ir penetrando los siete velos de sus sentidos, hasta que desaparezcamos los dos en una nebulosa de carne húmeda, gimiente, palpitante... sentirla explotar por dentro, una y otra vez, hasta que yo mismo no pueda más, hasta que necesite llenarla del todo, completa y rotundamente, y me derrame con un profundo grito en su interior, palpitando entre sus muslos, mordiendo sus labios, fundiendo cada átomo de mi carne con los de ella...

¿Y después...? La dulce palpitación, la respiración agitada, los cuerpos calientes, sudorosos, una sonrisa que va invadiendo poco a poco los labios... deshacer la venda lentamente, besando cada rincón de su rostro, todavía profundamente hundido dentro de ella... y dejar que los ojos se descubran con sorpresa, para comenzar un nuevo juego...

I'd love it...

Adolfonimo

golfa dijo...

Mmmmm... esa es nikita, siempre en busca de nuevos retos....

fantástico!!

POEM dijo...

qué cabrón él que te venda

es sólo para que no disfrutes ni la mitad que él

para someterte

el sexo sin miradas no es sexo

y tu lo sabes

y la primera vez suele ser un fracaso total o desde luego ni una tercera parte del placer que siente la segunda vez...

y si vas así vestida se correrá al segundo y tu no disfrutarás...

beso

suerte

el octavo pasajero dijo...

Cualquiera se resiste a tus encantos Nikita. Besos, muchos y algún mordisco también por qué no.

La niña mala dijo...

Ningún día puede ser malo con una venda en los ojos, unas medias hasta medio muslo, unos taconazos, un hombre caliente y unas ganas inmensas licuando vuestro deseo... mmmmm

Mónica dijo...

Parece una buena cita...
A ver que pasa...

Besos

Lust dijo...

Probablemente la segunda vez sea mejor que la primera. Es lo que tiene desear tanto a alguien que no se conoce. Pero esa sensación previa de no poder más, de creer que uno va a estallar por dentro por el placer de la espera, esa sensación es terriblemente sexual e inigualable.

Anónimo dijo...

Suele ocurrir que los sueños no coincidan con la realidad al llevarlos a cabo. No son ni mejores, ni peores, simplemente distintos, y siempre nos deparan sorpresas. Una sorpresa agridulce, en este caso, con elementos no previstos que desmontan el marco de la fantasía, pero con un sabor de fondo agradable. Es un placer llevar a cabo una fantasía así, aunque no salga como se imaginó. Por fantasías que no quede... Yo me entiendo... SAludos,

Adolfónimo

Nostromo dijo...

Es un fantasía preciosa y espero que se lleve a cabo mejor que lo soñado y que nos lo cuentes!!!Un bso

CHEMAC dijo...

Bello tu pensamiento

Eco dijo...

uffffffff increible !!

ivan dijo...

Otra entrada brillante, da gusto leerte, imagino otras cosas.