sábado, 7 de noviembre de 2009

Shhhhh no grites...



Quedamos en una planta de unos grandes almacenes. Donde todavía hay esos probadores compartimentados con puerta y pestillo.
Llevo una faldita corta de cuadritos marrones, camiseta negra, botas altas negras de tacón, encima una gabardina negra también.

Elijo un par de prendas y le veo a lo lejos, con su traje impecable, su barba de pocos días, me sonríe con esa pose morbosa que le caracteriza y siento como el corazón me palpita fuerte.

Voy hacia los probadores, me giro justo antes de entrar, ha desaparecido.

Me dirijo al último probador, entro y no pongo el pestillo.
Me saco la gabardina y la camiseta, en ese momento se abre la puerta, nos miramos en silencio, me agarra del hombro y me da la vuelta colocándome cara al espejo, me rodea la cintura con su brazo, se pega a mi espalda y siento su polla turgente pegada a mi culo, su otra mano sube por vientre a mis tetas, las acaricia lento, fuerte, me pellizca los pezones, mis brazos separados apoyados en el espejo, mi respiración se acelera.
Coge mi camiseta la retuerce y me la pone en la boca a modo de bocado, la ata detrás de mi nuca, me levanta la faldita y me amasa el culo mientras con su otro brazo me abraza, siento su polla entre mis piernas dura, la restriega, entra y sale rozando mi culo y mi coño húmedo, goteando, se pega a mi oído, me susurra con esa voz dominante pero dulce, puro vicio: shhhhiiii no grites mi zorrita, no puedes hacerlo, al mismo tiempo tira de mi tanga clavándomelo en medio del coño y no puedo evitar un orgasmo que como un disparo me sacude y pego mi mejilla al espejo, mi respiración empaña la fría superficie en la que veo nuestro reflejo.
Sin más me arranca el tanga y me clava su polla, sus huevos pegados a mi culo, golpeándome lento, profundo, mis piernas abiertas, mi faldita levantada, mis medias hasta el muslo, su boca mordiendo mi nuca, su polla taladrándome sin piedad, mis tetas saltan fuera del sujetador, mi culo describe círculos, se mueve adelante y atrás al mismo ritmo que sus caderas, cierro los ojos, mi piel se eriza, me corro y se corre dentro de mi,una convulsión se apodera de nuestros cuerpos calientes, lujuriosos, siento su semen inundándome por dentro y desbordando, resbalando por mis muslos.
Abro los ojos lentamente, me miro en el espejo, se ha ido.
Mis piernas tiemblan, mis rodillas se doblan y resbalo pegada a la pared del probador, me dejo caer en el suelo, me observo en el espejo, mi cabello rubio revuelto cayendo encima de mi cara, mis ojos manchados de rimmel negro, respiro agitadamente, sonrío, sonrío mucho, suspiro..
Me mata.

16 comentarios:

A. D. N. dijo...

¡Qué pasada! Voy a comer más tarde porque me he quedado embobado leyendo esta escena. Muy salvaje, muy directo pero, sobre todo, muy premeditado. Hermosa foto.

besos amalados

Eco dijo...

Creo que ir de compras nunca fue tan divertido !

Lust dijo...

Me gusta
Un beso, guapísima

Six X dijo...

Te imagino, sentada en el suelo, agotada por el orgasmo, mirandote al espejo..¡qué sensación más maravillosa debió ser! para no salir nunca de ese probador y sonreir, sonreir eternamente...

Antoni dijo...

Très sugerent!!!!!!!
Beaucoup de baisers.

Gerard dijo...

Mmm...A veces necesitamos que nos traten y follen de esta forma.

Un placer leerte y conocerte un poco más.

Un beso!

j dijo...

Gracias, Nikita, por visitar mi blog y enlazarme. Yo haré lo propio a ver si hay suficientes puntos de encuentro.
Un beso.
j

Deseo dijo...

Yo llevo un tiempo dandole vuelta a probar un polvo en estas circunstancias...ya te lo contare.

un abrazo, muy intenso post y excelente el verbo

Dr.Mikel dijo...

Bien, pero despues del incidente porno-erotico del probador, seguirias con lo tuyo, probandote las prendas que te habias llevado ,nooo?
Las mujeres para eso no perdonais.
Besitossssssss.

POEM dijo...

dr mikel: paso de las tiendas y de la ropa... yo siempre voy con pintas y desde luego prefiero estar sin ropa...

nikita: mmmm polvazo de los mejores en lugares públicos. es sensacional cuando la adrenalina de repente sube a la cabeza...

Nikita dijo...

ja ja ja
Estoy con Poem, paso de ir de compras, cuando entro a una tienda me da tal ataque de ansiedad que en menos de 5 minutos estoy fuera con o sin compra.
Ummmm como fantasia es una de mis favoritas.

Six X
Yo también me imagino en el suelo sentada con una increible sonrisa..

Gracias a todos por comentar.
Muaaaaaaack

Lujuria dijo...

Mmmm, me ponen mucho estas situaciones... Lo paso fatal por el miedo a que me pillen pero las disfruto a tope!!! Besos, guapa!

el octavo pasajero dijo...

ay, ay, ay ... que momento bueno en el probador. ñam ñam ... y besos guapa

Lady Gigi dijo...

Lindo blog!

Espero el mio te guste!

A mi me encanta dominar y que me dominen!

http://ladyghighheels.blogspot.com/

Cariños...

Lady G

La niña mala dijo...

Muy bien contado guapa!!
No sé por qué la frase "y se corre dentro de mí" me produce siempre escalofríos...
Me matas
Un besazo

Rode Soyyo dijo...

¡¡¡¡GUAAAAAAAAAAAU!!!!! me ha encantaado!!! Yo estoy haciéndome un blog ahora para publicar relatos que se me van ocurriendo también, aunque..después de leer esto no sé si debería dejarlo!! jajaja.
Luego pienso mirarme cada entrada porque tu blog tiene toda la pinta de ser la polla XDDD

Te dejo el mío, aún es un "bebé" dame tiempo, jeje ;):
http://sybiangirl.blogspot.com.es/?zx=1eee1ab4c6bb2342

encantada de encontrarme con tu blog, un saludo!!