domingo, 16 de octubre de 2011

Quizás

A veces le siento lejano, un vago conjunto de recuerdos deleitables.
Otras su presencia invade mi rutina de forma titilante, como si me estuviese observando fugazmente.
Mayormente consigo escapar a ese magnetismo que envuelve su recuerdo.

Hay momentos en que su fuerza se apodera de mi ánimo y me hace zozobrar.

Imagino esa sonrisa diabólica, esa mirada morbosa, en ese trémulo instante presiento que me apetece ceder al fin, dejarme llevar, usarle....
Usar su boca, sus manos, su cuerpo, sucumbir a esa ansia que me invade de forma implacable, que me  pone caliente.
De alguna manera es como si su olor no se hubiese ido nunca, a solas me sorprendo imaginando su mirada recorrer mi piel. Tiene esa forma subliminal de ponerme cachonda, de encontrar el resorte en mi mente que me sumerge en un estado anhelante.
Piensas, quieres creer que eso quedó en el pasado, dejas que el espacio y el silencio arrastren con todo, pero  de alguna manera sigue ahí en los margenes de mi mente, en el vértice oculto de mi deseo.          
Quizás pueda ahora permitirme un paréntesis y dejar que explote mi lujuria, probarle si, una vez más.
Sentir esa pasión, salvaje y desbocada... 

Quizás.

7 comentarios:

Beau Brummel dijo...

Le advierto, Lady, que no hay nada como sentirse útil en el momento adecuado…

Besos titilantes y sincopados, Lady Nikita.

VESTA dijo...

Dos universos están en continuo movimiento, uno tentando el otro racionalizando…
La mente busca en su memoria lo que tu interior desea, esos momentos llenos de carga, electrizantes y tentadores…
Si la tentación no daña tu interior, cede al deseo…
Si tu interior puede ser dañado por la tentación, templa tu deseo en post de un mejor momento..
Besos…

Dantonmaltes dijo...

Por un momento pensé que hablabas de un cigarrillo...

derechoaequivocarse dijo...

Un consejo, déjate llevar por la tentación siempre que puedas y si no puedes también

Un saludo.

Six X dijo...

ui nena, no em deixa entrar al teu blog des de la feina, per fi et puc llegir! arribarà un moment que ja no sentiràs res de tot això...em sembla que jo hi he arribat. He estat capaç d'estar tres hores asseguda al seu costat sense desitjar-lo ni un sol cop!!

Yo soy Aquel dijo...

si

AMO SINIESTRO dijo...

"A veces le siento lejano, un vago conjunto de recuerdos deleitables.
Otras su presencia invade mi rutina de forma titilante, como si me estuviese observando fugazmente.
Mayormente consigo escapar a ese magnetismo que envuelve su recuerdo".


Te felicito.